Os adjunto la crónica de un fenómeno, al parecer nuevo, descubierto por los observadores aficionados a las auroras boreales, desde 2015. Es un fenómeno que además de darse en las zonas aurorales, se también más al sur, en zonas subaurorales y que los científicos suponen que responde, al igual que las auroras, a interacciones de las partículas cargadas del viento solar con el campo magnético de la Tierra.

Steve, la aurora boreal púrpura descubierta por aficionados _ Ciencia _ EL PAÍS
Un abrazo,
Angel Luis