Hace ahora poco más de 20 años que el que suscribe había descubierto a JAM y compraba y leía todo lo que publicaba. Recuerdo que uno de los libros que más me impactó fue “El misterio de la voluntad perdida” y de hecho lo comenté y lo utilicé en más de un curso cuando ejercía la consultoría. Os adjunto, su reflexión de esta semana, en la que recuerda dicha publicación y la pone al día al calor de los últimos descubrimientos de la neurociencia, en torno a lo que ahora se denomina “funciones ejecutivas” del cerebro.

Educación_ El misterio de la voluntad perdida
Un abrazo,
Angel Luis